martes, 24 de marzo de 2009

Ante la crisis literatura en pdf

En Un Mundo Feliz, Aldous Huxley describía un mundo dividido en dos sistemas culturales distintos. Por un lado el Estado mundial y por otro Malpaís. El Estado mundial es un lugar donde la humanidad está entrenada para ser consumidora de bienes, se ha erradicado la guerra, usan una droga llamada soma que provoca placer, todos son permanentemente felices; en cambio Malpaís es un mundo de salvajes desde un punto de vista fordiano, son sucios y están condicionados por su inestabilidad emocional. Un mundo Feliz es una radiografía de lo que hoy es el mundo.

Hay muchos tipos de culturas, algunas siguen vigentes, otras van desapareciendo para dar forma a otras nuevas. La cultura, como recoge M. Lotman en Semiótica de la cultura, está relacionada con las palabras en la medida en que éstas sirven para englobar significados. Con lo cual podemos observar que las palabras permiten la percepción de un modo u otro de sentir y ver la cultura.

Ahora bien ¿está la cultura al alcance de todos? Sin duda no. Si nos centramos en el Primer Mundo- porque en el tercer mundo la posibilidad de la cultura es remota- los productos culturales se están encareciendo, el cine, la literatura, los museos... Por eso ha nacido una alternativa que permite a toda persona que tenga un ordenador e internet acceder a miles de libros en pdf sin tener que gastar dinero.

De todas las páginas que he podido recorrer, la más interesante es librodot. Algunos podrían cuestionarse la posibilidad de que estos libros en pdf estén mal traducidos al español pero lo cierto es que aunque no son sobresalientes sí cumplen las expectativas de los lectores.

Lo más interesante de estas páginas es que podemos encontrar y bajar obras de todos los estilos, géneros y épocas, además de un gran número de libros descatalogados o muy difíciles de conseguir.

El Estado mundial equiparable al mundo globalizado en el que vivimos demuestra que hay libros que ya no se recuerdan y que por tanto para nuestra sociedad son libros que ni siquiera se han escrito, por eso se han creado estas páginas para hacernos recordar que aunque el canon manda, nosotros como usuarios podemos acceder de forma gratuita a todos esos libros olvidados.

3 comentarios:

La Cucharilla 25 de marzo de 2009, 0:45  

Viva la cultura libre! Qué grandes que sois che. Mucha suerte con el proyecto!!! Por cierto, el enlace a librodot esta mal puesto ;)
El caso es que tiene buena pinta y todo, al final me apuntaré como comentarista habitual.
Un abrazo para los dos y nos vemos en los medios!

Anónimo,  25 de marzo de 2009, 11:42  

Suscribo lo dicho por el monstruo (en el mejor de los sentidos) de la cucharilla, viva la cultura libre, porque pelear a la contra, desde la periferia, nunca es tarea fácil. Aquí os dejo un ensayo de alguien que también pelea a la contra; si lo leéis/mientras lo leéis pensad los dos qué sería del centro sin vosotros

http://www.trilce.com.uy/pdf/la-biblioteca-en-ruinas.pdf

mucho ánimo y un abrazo

Yeryus,  25 de marzo de 2009, 14:45  

Hola, que conste que creo firmemente en la cultura libre (soy usuario desde hace años de software libre) y que me parece que los libros en formato digital son una muy aceptable alternativa a los tradicionales libros en formato papel (por multiples razones como las ecológicas o las de ahorro de espacio en una sociedad donde el espacio es tan importante), pero me gustaría que también se tuvieran en cuenta unos lugares de una importancia capital para la cultura, en la que no necesitas un ordenador y una conexión a internet: las bibliotecas públicas. Ahí tenemos un ejemplo de lugar donde la cultura también está al alcance de todos, y un lugar que debemos reclamar como de todos y con el que también nos podemos implicar. Pese a todo, lo dicho, me parece genial la digitalización de textos y el acceso global.

Un abrazo para tí Ana, que aunque haga mucho que no nos veamos, me acuerdo. Un beso prima.

Publicar un comentario

Amigos

Sobre nosotros

Contacto

Consultas, sugerencias o envío de información cultural a alacontrapeleando@gmail.com
Creative Commons License
Peleando a la contra está bajo una licencia Creative Commons